Maestría

{{ show.title }}Trailer Bonus Episode {{ selectedEpisode.number }}
{{ selectedEpisode.title }}
|
{{ displaySpeed }}x
{{ selectedEpisode.title }}
By {{ selectedEpisode.author }}
Broadcast by

Summary

Como cualquier mecanismo que funciona sin descanso por mucho tiempo, la mente debe ser revisada y puesta a punto periódicamente.

Aunque no lo sea en el sentido estricto, para mí la mente es un músculo más y como tal necesita entrenamiento si queremos aprovechar al máximo la experiencia humana y encontrar el silencio. Esto es vital ya que a través de ella como procesas la realidad que te rodea, te comunicas, tomas decisiones, etc.

Meditar se convierte en el gimnasio de la mente.

Show Notes

No sé si alguna vez te has parado a pensar en la enorme cantidad de información que recibimos a cada instante. ¿Quién crees que procesa todos esos estímulos?. La mente.

Como cualquier mecanismo que funciona sin descanso por mucho tiempo, la mente debe ser revisada y puesta a punto periódicamente.

Aunque no lo sea en el sentido estricto, para mí la mente es un músculo más y como tal necesita entrenamiento si queremos aprovechar al máximo la experiencia humana y encontrar el silencio. Esto es vital ya que a través de ella como procesas la realidad que te rodea, te comunicas, tomas decisiones, etc.

Meditar se convierte en el gimnasio de la mente.

Hacer las paces con un mismo

Meditar es reconciliarse contigo mismo, con tu mente y por ende, con los demás.

De igual forma que la falta de comunicación entre personas genera incomprensión y finalmente rechazo, lo mismo ocurre a nivel interno con nuestros pensamientos.

Nunca podrás sentirte pleno/a si hay partes de ti que no comprendes; si hay facetas de ti que no conoces. Nunca podrás aceptar a otras personas si primero no te aceptas a ti mismo/a.

Desconocemos (o no queremos conocer) todo lo que pasa por nuestra mente. A veces miramos hacia otra parte. En otras ocasiones hacemos como si eso que hemos pensado y que nunca nos atreveremos a admitir, no hubiese existido.

Movemos todo lo que no nos gusta o es complicado de entender hacia el subconsciente, como quien oculta suciedad bajo la alfombra. Sin embargo, todo eso sigue ahí. Seas consciente o no.

Meditar es iluminar con la linterna de tu atención la cueva donde habitan todos esos patrones de pensamiento, incomprensiones, rechazos y sesgos que impactan cada una de tus decisiones y, en general, tu conducta.

Atención sin identificación

Una de los pocos objetivos de la meditación mindfulness (o consciente) es la no intervención y no identificación con tus pensamientos.

La primera vez que dejas de mirar hacia fuera para hacerlo hacia tu interior y observar lo que ocurre en tu mente te darás cuenta de que no es sencillo, algo previsible ya que nadie —nunca— nos ha enseñado a relacionarnos con nuestros pensamientos.

La reacción normal es perseguirlos, identificándote con ellos y amplificando las emociones-recuerdo que traen consigo. De esta forma acabarás volviendo a revivir momentos (sobre todo desagradables) casi como si estuvieran ocurriendo de nuevo y liberando las mismas hormonas y compuestos químicos en tu organismo.

Es algo así como intentar detener el tráfico de una autopista, saltando inútilmente de un coche a otro sin parar, con la esperanza de que alguno se detenga.

Poco a poco y con la práctica necesaria dejas de intentar intervenir para simplemente observar. Te conviertes en espectador de tu mente.

No te voy a engañar: requiere tiempo. Es en este punto cuando comienzan las revelaciones; pequeños chispazos de consciencia que te ayudan a conocerte de verdad.

Tu primera sesión de meditación

Meditar es una práctica milenaria. Para dar tus primeros pasos no necesitas equipamientos costosos o herramientas de última generación. Sólo curiosidad y ganas de aprender. Deduzco que posees ambas cualidades, de lo contrario no estarías leyendo esto.

Antes de que te lances a buscar e YouTube vídeos sobre meditación te propongo que durante una semana hagas este ejercicio a la misma hora cada día.
  1. Busca un lugar tranquilo donde sepas que no vas a ser interrumpido/a.
Accede a la transcripción completa y más contenido como este en mi página Web.

What is Maestría?

Me llamo Juan Andrés Núñez y esto es Maestría, el podcast donde encontrarás claves, consejos y reflexiones prácticas que te ayudarán a ser mejor profesional y ser humano. Cada episodio de Maestría está basado en principios psicológicos, filosóficos y, por supuesto, en mi propia experiencia personal. Puedes encontrarme en https://www.wmedia.es.