Maestría

{{ show.title }}Trailer Bonus Episode {{ selectedEpisode.number }}
{{ selectedEpisode.title }}
|
{{ displaySpeed }}x
{{ selectedEpisode.title }}
By {{ selectedEpisode.author }}
Broadcast by

Summary

Cuando la vida da uno de esos giros dramáticos que nadie espera, pone todo patas arriba y deja al descubierto quienes somos en realidad. No es posible permanecer indiferente cuando la tragedia te mira a los ojos. Ya no está ocurriendo al otro lado del mundo, ni en el país vecino, ni siquiera en otra ciudad. Está ocurriendo en tu propia casa.

Show Notes

Cuando la vida da uno de esos giros dramáticos que nadie espera, pone todo patas arriba y deja al descubierto quienes somos en realidad. No es posible permanecer indiferente cuando la tragedia te mira a los ojos. Ya no está ocurriendo al otro lado del mundo, ni en el país vecino, ni siquiera en otra ciudad. Está ocurriendo en tu propia casa.

Frente a la dificultad, la verdadera naturaleza de las personas queda expuesta a plena luz del día. Por una parte, y de manera improvisada, surgen héroes y heroínas, dispuestos a poner su vida en juego por el bienestar común. En otros casos, la conducta antisocial de unos cuantos queda retratada al instante. De repente, sentimos vergüenza ajena. Es un acto reflejo. No lo puedes evitar.

Tras el disgusto visceral llegan las preguntas. ¿Cómo alguien puede hacer algo así?, ¿es que no se dan cuenta?, ¿en qué están pensando?. Preguntas que no tienen fácil respuesta. No directamente.

Tenemos asumido que por habitar el siglo XXI somos ciudadanos modernos, que por ello hemos superado viejas costumbres medievales que no tienen sitio en nuestra sociedad del bienestar. ¿Seguro?. Basta otra vuelta de tuerca del destino para que nuestras vergüenzas como individuos, como sociedad e incluso como especie queden al descubierto.

¿Por qué algunas personas actúan como actúan?. ¿Por qué algunos se empeñan en ser una camisa de fuerza para el resto?. No creo que se trate de egoísmo. No en todos los casos, al menos. Una postura egoísta tiene algo de intención, de diseño al fin y al cabo. Requiere una mínima *consciencia*.

¿Es maldad entonces?. Tampoco. Una vez más *ser malo* requiere  *ser*, tener una identidad propia y el deseo de hacer el mal.

Creo que la explicación es mucho más sencilla.

Accede a la transcripción completa y más contenido como este en mi página Web.

What is Maestría?

Me llamo Juan Andrés Núñez y esto es Maestría, el podcast donde encontrarás claves, consejos y reflexiones prácticas que te ayudarán a ser mejor profesional y ser humano. Cada episodio de Maestría está basado en principios psicológicos, filosóficos y, por supuesto, en mi propia experiencia personal. Puedes encontrarme en https://www.wmedia.es.